PROCESIONARIA DEL PINO

Siempre en procesión y cubiertas de pelos urticantes, las procesionarias del pino son un problema en muchas zonas de España en cuanto suben las temperaturas. Especialmente en los últimos años llevan adelantándose a su fecha de aparición y además, su número se multiplica en muchas regiones debido a que el frío del invierno ya no es el que era, y las temperaturas se han mantenido más cálidas de lo habitual durante toda la estación.

En el mes de febrero, comienzan a aparecer en los bosques españoles, las orugas procesionarias llamadas así por su costumbre de desplazarse en fila de un árbol a otro, protegidas por sus pelos urticantes que resultan una intensa molestia para cualquier persona que las toque, pudiendo provocar urticaria, lesiones cutáneas, oculares, rinitis, asma, shocks anafilácticos … y un grave riesgo para la vida de los animales que traten de comérselas.

 Consúltenos nuestros sistemas de erradicación y control.

CONTACTA CON NOSOTROS

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar