EXPERTOS EN CONTROL DE PLAGAS

Las plagas urbanas pueden estar constituidas por insectos, roedores, hongos, bacterias que pueden afectar a la salud de la población actuando como vectores para transmisión de enfermedades, reservorio de zoonosis, parásitos humanos, ocasionando alergias, picaduras, etc., así como ocasionar daños materiales a las estructuras de las viviendas e instalaciones.

Los servicios de control de plagas que realizamos en ASTURHIGIENE basándonos en la norma EN 16636 están encaminados a evitar la aparición de enfermedades transmitidas por vectores animales y, por ende, de sus microorganismos patógenos, así como a controlar y evitar la pérdida de imagen ante sus clientes, el deterioro de sus instalaciones, posibles accidentes en las mismas, así como daños en las materias primas y productos, todo lo cual conlleva, además, importantes pérdidas económicas.

Si tiene problemas, no dude en contactar con nosotros. Hacemos inspecciones gratuitas y presupuestos sin compromiso.

Certificación

Tras cada servicio, expedimos un documento acreditativo de la diagnosis y/o tratamiento realizado, incluyendo toda la información requerida por las Autoridades Sanitarias.

Requisitos legales

Inscritos en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Plaguicidas del Principado de Asturias 031-PA-SB.
El personal técnico de nuestra empresa está altamente cualificado y certificado. Los biocidas empleados están registrados en el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Preocupados por el Medio Ambiente

Preservamos el medio ambiente utilizando de forma prioritaria los sistemas de lucha física, biológica y productos biorracionales, recurriendo a plaguicidas químicos solamente cuando sea estrictamente necesario.

¿Qué medidas se pueden aplicar para el control de plagas?

Medidas preventivas: Limpieza, higiene y saneamiento. La primera medida y más eficaz es la de eliminar y evitar la creación de lugares que actúen como focos para el desarrollo de plagas.

Métodos pasivos: Barreras físicas que mantengan las áreas o instalaciones poco accesibles para la plaga y dificulten lo más posible el refugio y alimentación de la misma (tapar grietas y agujeros, colocar tela mosquitera en ventanas, etc.).

Métodos activos:

Métodos físicos y mecánicos: son medidas (temperatura alta, luz ultravioleta, sonido, etc.) que se aplican para destruir la plaga.

Métodos químicos: contemplan la utilización de las sustancias químicas conocidas como biocidas para el control de plagas.

Métodos biológicos o ecológicos: contemplan la utilización de los enemigos naturales de la plaga (parásitos, depredadores u organismos que producen enfermedades).

Como norma general, si es necesario un control de una plaga, se optará por métodos físicos, mecánicos,biológicos o ecológicos y solamente cuando sea estrictamente necesario se aplicaran productos biocidas.

CONTACTA CON NOSOTROS

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar